martes, 20 de enero de 2015

TRANSCENDENCIA.



La humanidad necesita para vivir mitos y mentiras. Si uno ve la verdad escueta se pega un tiro...”
Fernando Vallejo


El ser humano es insignificante. Siempre lo hemos sido y ademas somos bien conscientes de ello. Nuestra grandeza parece no residir en nuestra permanencia, es por ello que el ser humano siempre ha buscado la manera de trascender.
Existe un empecinado empeño, por parte del existencialismo empírico, por denostar y renegar de los mitos, el espíritu, y en general de todo aquello que muestra al hombre como algo más que un mecanismo biológico, consciente de si mismo, y cuya existencia desaparece con el fin de sus procesos mentales.


El tribunal que ejerce de heraldo del paradigma de las evidencias, olvida con prontitud todo lo que el ser humano le debe a su parte irracional, al potencial de la imaginación creadora de mitos. No deja de inquietarme la capacidad de la sinrazón para adoptar nuevas formas, es la nefanda Hidra de Lerna, cuyas cabezas vuelven a crecer una vez han sido cortadas. Al parecer la ultima encarnación del monstruo de la sinrazón es la mascara de la razón...


Cabria preguntarse si estos hombres en realidad no están aquejados, ya que al pensamiento irracional así lo catalogan, de la misma dolencia de quienes practican algún tipo de creencia al adherirse a la posibilidad de trascender.


Todos nos aferramos a la posibilidad de que exista un destino para todo, o parte de nosotros mismos, más allá del frio abrazo de la muerte. Hay quienes ven a sus hijos como una prolongación de ellos mismos. Los hay que creen reencarnar, sintiendo su vuelta como la lluvia de un roció que salpica a otras almas, entre las cuales se reparten. Otros se conforman con dejar un legado y ser recordados. Algunos sueñan paraísos y otras formas de existencia.


Incluso el negar la realidad de todo esto, es solo una forma más de ponerlo en practica. ¿ no es acaso el combatirlo un empeño no exento de querer dejar tu huella, tu marca, no lleva la impronta del ego ?. ¿Hipócrita quizás, puede que enmascarado, o simplemente inverso. ? ¿No se busca eso en cada segundo en que esa extensión de ti mismo que es tu opinión, se reafirma sobre la del otro ? Un segundo de preeminencia es la forma de eternidad que brinda el presente... Influir de cualquier forma sobre otros te hace más presente, más real, más duradero.

Dejando a la conciencia de cada cual el responder a estas preguntas; tenemos que preguntarnos sobre las consecuencias que acarrea despojarnos de la necesidad de trascender, de cosas como la magia o los mitos. ¿En verdad existe alguien capacitado para juzgar la utilidad de algo que forma parte de nosotros desde el albor de los tiempos ? y con que .¿ Con una forma de pensamiento que es una herramienta solo desde hace unos miles de años... ? A lo mejor nuestra inteligencia humana y nuestro pulgar oponible, no es mejor de lo que fueron los dientes del tigre dientes de sable o el tamaño de los dinosaurios.


Con todo mis respeto y admiración hacia la ciencia, se que el mundo se hace cada vez más pequeño y menos oscuro gracias a ella, pero que este paradigma no se transforme en otra cárcel por favor. Creo que es un hecho demostrado a lo largo de nuestro tiempo como especie, que negar o reprimir partes de nosotros mismos es contraproducente, inútil, y en el fondo fuertemente irracional, por lo evidentemente nada practico de su aplicación. El riesgo a la “parálisis paradigmatica” es inherente a todo sistema organizacional. La ciencia no está exenta de incurrir en el mismo error que los teólogos que afirmaban que la tierra era plana..




No quiero imaginarme un mundo despojado de ciertas cosas. Quienes se esfuerzan por explicarnos el funcionamiento del cosmos, harían bien en recordar que su inicio esta en quienes contaban historias alrededor de una hoguera. Su fin ultimo era intentar explicarnos el porqué de las cosas, el como vivir mejor en el mundo. El método puede ser errado, es cierto, más es la intención la que cuenta. ¡ cuidados de lo que puede venir si perdemos la intención y prevalece solo el método !


En lo que a nosotros concierne, como participes del pensamiento mítico, entendemos el simbolismo de la Hidra, bajos las aguas de Lerna esta la entrada al inframundo, el camino de vuelta a casa.

      (Extracto de: "El prisionero en la ciudad de la runa de IS " )


















sábado, 3 de enero de 2015

INDIVIDUALISMO.





"No puedo creer que Dios nos haya dotado de sentidos, palabra e intelecto, y haya querido, despreciando la posible utilización de estos, darnos por otro medio las informaciones que por aquellos podamos adquirir."


Galileo galilei






Es motivo de debate frecuente el tema del individualismo y el antinomianismo, ya que ambas cosas son características definitorias de quienes recorremos el sendero oscuro. Aparentemente nuestros gobernantes y sus modelos democráticos defienden las libertades del individuo y su libertad personal, esto es falso. Lo que se fomenta entre las personas es un espejismo de falsas expectativas, si bien es cierto que es posible destacar de entre la masa, las posibilidades de conseguirlo son notablemente menores de lo que se pretende hacernos creer.


Habríamos de añadir ademas, que muchas de las vías y canales que se ponen a nuestra disposición como medios de expresión, están manipuladas y configuradas las más de las veces, para que el individuo de ajuste a un molde especifico si quiere destacar. Esto permite a quienes ostentan el poder el asegurarse de que ninguna de estas manifestaciones de “individualidad” resulta lo suficientemente transgresora como para resultar peligrosa para alguno de sus intereses.


En el campo de las artes, concretamente en la música, podemos encontrar ejemplos de ello por doquier. No tiene sentido enumerar ninguno aquí. Es un hecho comprobado a lo largo de la historia, que quienes lucharon por portar la antorcha de lucifer se vieron obligados a enfrentarse al resto del rebaño y a quienes lo gobiernan. Los parásitos tienen miedo de la creatividad, y solo la consienten cuando pueden apropiársela o sacar provecho egoísta de ella.




Creatividad, imaginación, e individualismo, son la impronta de los dioses y atributos de un ser humano libre, todo ello provoca la ira, condena, y envidia de todas las formas de vida que, por su inferioridad, no pueden alcanzarlas. La libertad ni es para todos ni es gratis. Quienes no son conscientes de ello llevan una vida de esclavitud y consumo estúpido, y como mucho aspiran a perseguir durante toda su vida un espejismo de humo, de los muchos que venden los prestidigitadores que gobiernan sobre el rebaño.
Gracias a Coligula LaVey por mostrame este video.