miércoles, 20 de febrero de 2013

Los monjes de la luna Azul.

                                                                                                                                                            LOS MONJES DE LA LUNA AZUL.                                                                                     “ Vivimos en el centro de la nada y nuestro tiempo esta dentro de los limites de lo eterno” ( Maestra “ Loca dos veces” )                                                                             Esta parte a buen seguro hará las delicias de los lectores más escépticos. Es absolutamente subjetiva, no comprobable, ademas de irracionalmente onírica. Es por todo ello que nos encanta... El  libro " La magia de los desterrados ",es consecuencia de una sugerencia “casual” y los sueños aquí expuestos. Lo aquí relatado son el conjunto de experiencias oníricas que uno de nuestros hermanos, al que llamaremos “ Cero “, viene viviendo desde hace ya algún tiempo.  


 Primer sueño:                                                                                                                                         “ El calor era sofocante, la luz anaranjada del cielo recreaba atmósferas imposibles sobre las copas de los arboles. La jungla entera, parecía respirar a pulso con los juegos de luz de aquel sol extraño. A pesar de la exuberante masa vegetal que tenía a mis pies, el silencio era absoluto. Frente a mi se encontraba una imponente montaña, cerca de la cima, una enorme caverna natural se asomaba a la selva desde las alturas. En el interior de su lado izquierdo, se adivinaba una construcción, la cual desde la distancia, semejaba alguna especie de templo. Me interné en la espesura e intente por todos los medios desplazarme en linea recta... “  





Segundo sueño:                                                                                                          “Me encontraba en la base de la montaña, una pequeña gruta se abría delante de mi. De su interior manaba un pequeño torrente , el agua turbia serpenteaba por el suelo rocoso como una diminuta culebra. A pesar de su aspecto le di un pequeño sorbo. El agua pareció vigorizarme un tanto y también ,como sabría más tarde, me dió la alegría del abandono. El origen de aquel manantial era una chimenea en el techo, desde la cual el agua que caía, repiqueteaba contra las paredes de piedra. El techo de la cueva era bajo y al mirar en el interior de la chimenea, no pude evitar un pequeño estremecimiento. A ambos lados de las paredes podían apreciarse unas muescas en la roca , estas cumplían la función de pequeños escalones tallados en la roca.


Comencé el ascenso ayudándome de manos y pies, parecía una peculiar araña subiendo por el hilo de su tela. No se cuanto tiempo estuve subiendo, no se si fue mucho o poco, no lo recuerdo. Si recuerdo llegar arriba y alcanzar la caverna superior. La cavidad era enorme y pude ver a mi derecha el templo que se adivinaba desde abajo. A la izquierda había un enorme estanque, en una parte de este, sobre las quietas aguas, asomaban las cabezas de unos hombres. Parecía que estuviesen plantados en el limo verde del agua, como unos extraños nenúfares...”


Tercer sueño:                                                                                                                                     “ No recuerdo bienvenida ni recibimiento alguno, de algún modo yo siempre había pertenecido a este lugar. Lentamente salí del agua con el resto de mis hermanos. Ellos me explicaron que, en un tiempo que estaba por llegar, yo sería uno de ellos, pero que aquí, en el templo, lo había sido y lo sería siempre. Me contaron que en el templo, guardábamos todo el saber acumulado por quienes habían buscado por si mismos, y que tarde o temprano todo buscador encontraba este templo. Nuestro templo es la imagen de todos los templos, y por eso siempre existe en todas partes y en todo tiempo. Es distinto en el sueño de cada hombre, es distinto en cada momento del tiempo de la tierra.” 



Cuarto sueño:                                                                                                                                           “ Cada hombre es responsable de construir su propio camino, me dijeron. Solo es responsable ante el, y ante los dioses que escoja como suyos. No existe bien, no existe mal. El bien, podría decirse, es todo aquello que ayuda a la vida, el mal todo lo que la destruye, en ocasiones hay que destruir vida para preservar vida. ¿ donde están bien y mal entonces ?. Bueno y malo son dos vientos que cambian de dirección, al antojo de la mente del hombre. La vida que es néctar en tus labios, es veneno en los de otro. ¿quien quiere vivir la vida de otro hombre ? Puede que parte de ella en ocasiones, más nunca enteramente. Has de poner esto por escrito, no para el conjunto de los hombres, pues da igual que llegue solo a uno que a nadie. Es por esto que debe hacerse. Debe hacerse, porque tu así lo sientes, pero no te ates al resultado pues ya no te pertenece.” 


Quinto sueño:                                                                                                                              “De todo lo que aquí enseñamos, lo más difícil es aprender a no hacer nada. Integrar en nosotros el “no hacer “, para que sea una forma de acción, es algo que pocos alcanzan si no han vivido varias veces, pero recuerda que no puedes “hacer “ el “ no hacer “. O es parte de ti o no lo es, en el momento en que lo entiendes, lo pierdes, pues entender, es “hacer “. Solo vivir puede ser “ no hacer “.                                    “ La magia en todas sus formas, es el mejor camino para llegar a todas las cosas. Es, en su esencia, fruto de todas las mentes del hombre, como tal a todo hombre sirve. Solo a quien esto acepta, la magia abre sus puertas, quien no la reconoce como suya solo obtendrá murmullos y sombras. “                                                                           ( Cuentos de los monjes de la luna azul-Hermano Cero )                                                      - De "La magia de los desterrados" by Daniel Noctis-



2 comentarios:

  1. Hola, quisiera dejar mi reconocimiento para con este blog que es de los pocos interesantes que hay en lengua española sobre el Sendero de la Mano Izquierda.

    Manon

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras Manon, me siento honrado de que alguien tan entregado como tu me las dedique, en justa deferencia he de decir que haces un gran trabajo con las traducciones de tu blog, las cuales contribuyen notablemente a llenar el vacío existente en lengua Hispana sobre estos temas.

    ResponderEliminar